La Graja

Javier García Fernández (Biólogo)

 

La Graja (Corvus frugilegus) es una especie de la familia de los córvidos, que tiene nueve representantes en la península Ibérica de las que ocho nidifican en León.

Es una especie gregaria que se junta en bandos para alimentarse y para dormir y que cría en colonias más o menos numerosas.

Es una de las aves españolas con menor distribución, ya que sólo nidifica en el sureste de la provincia de León. Las poblaciones más cercanas se sitúan en el sur de Francia y éste país junto con Gran Bretaña e Irlanda albergan las poblaciones más numerosas de Europa.

Bando de Grajas en vuelo

Bando de Grajas en vuelo

El grado de protección actual de la especie es total por lo que no se puede dañar ni molestar a los individuos de Graja ni a sus colonias.
La población leonesa de Graja, y por tanto la española, fue descubierta por primera vez por el ornitólogo José Antonio Valverde en 1953 en la ribera del Esla.
La población de El Páramo Leonés no fue descubierta hasta 1973 cuando otro ornitólogo, José Manuel Rubio, localizó dos colonias que se situaban cerca de los pueblos de Grisuela y Mansilla del Páramo.

Huevo de Graja

Huevo de Graja

En 1997, Vicente Ena realizó el primer censo exhaustivo en la provincia y localizó 27 colonias que albergaban 930 nidos. De éstas, 8 colonias con 234 nidos se encontraban en la comarca del Páramo. Hasta 1986 la población paramesa de Graja se mantuvo estable ya que ese año se censaron 6 colonias con 386 nidos. A partir de ese momento, la población ha sufrido un importante aumento en el Páramo pero también en el resto de la provincia. Así, en 1996, la provincia albergaba 1847 parejas de las que 688 se situaban en colonias del Páramo convirtiéndose así en la comarca más importante para la especie en León y en España.

Dos grajas en el suelo

Dos grajas en el suelo

La relación de las grajas con las personas ha pasado por distintas épocas. Hace unas décadas, la situación no podía ser más desfavorable para estas aves ya que eran acusadas, injustamente, de ser pájaros de mal agüero y de hacer daño en las cosechas. Afortunadamente, parece que actualmente estamos algo más lejos de ese tipo de supercherías y parece demostrado que la escasa población de Graja provoca daños poco relevantes. Quizás este cambio de actitud sea debido a una mayor sensibilidad de la gente hacia los temas ambientales pero también algunas personas consideran que el hecho de que la Graja nidifique únicamente en la provincia de León sea motivo de orgullo. No obstante, aún existen personas que bajo los falsos pretextos de supuestos daños en las cosechas abaten ilegalmente algunos ejemplares durante la época de caza e incluso cuando están ocupando las colonias, lo cual, constituye un delito aún más grave.

Diferencias entre las grajas y las cornejas

Diferencias entre las grajas y las cornejas