Iglesia de Grisuela del Páramo

La iglesia parroquial de Grisuela del Páramo fue declarada Bien de Interés Cultural el 17 de noviembre de 1975.

Iglesia de Grisuela del Páramo

Iglesia de Grisuela del Páramo

En el oficio nº 1712 de salida del Ministerio de Educación y Ciencia, Servicio de Identificación y Protección del Patrimonio Artístico y Arqueológico, fechado el 1 de diciembre de 1975:
«Resultando que dicha iglesia -se refiere a ésta-. es de una sola nave, construida con materiales tradicionales de las iglesias rurales castellanas: tapial, madera y teja árabe; solamente la espadaña es de mampostería en su basamento y ladrillo visto en el campanario. Destaca el alfarje, que a su vez decora el techo del presbiterio y es de planta octogonal, con una serie de molduras a manera de entablamento, que en -su perímetro solucionan la transición de la planta cuadrada del presbiterio a la octogonal del alfarje. La composición volumétrica y de la planta, la sobria y proporcionada espadaña, y el alfarje dan al templo un gran valor».

Este apartado descriptivo del oficio de referencia, en el que más adelante consta que la Diputación Provincial se hacía cargo de su protección y, vigilancia según escrito de 7 de marzo de 1974, finaliza con la declaración de Monumento Histórico-Artístico de carácter provincial, declaración refrendada en la página 1.383 del «Boletín Oficial del Estado» de fecha de 22 de enero de 1976.

Sin embargo, la iglesia de Grisuela ya no era la misma en el momento de su declaración, sino que entre marzo de 1975 y mayo del 76, fue reformada en sus aspectos externo -totalmente- e interno, conservándose la armadura, pero desmantelándose cuatro retablos laterales, sin valor sustancial, que fueron a parar a la deshabitada casa rectoral.